La acción se sitúa en un momento indeterminado del futuro, millones de personas han desaparecido a lo largo y ancho de todo el mundo en el mismo momento. Un líder carismático esta tomando el control de la situación, al mando de un gobiernos que aspira a convertirse en mundial. El protagonista busca a su familia a lo largo y ancho de América, encuentra en su camino a diferentes personajes con los que entabla diferentes relaciones y se implica en la “resistencia” al nuevo líder mundial. Este es a grandes rasgos el argumento de la Trilogía “Left Behind”, tres películas ambientadas en el tiempo de “La Gran Tribulación”, y protagonizadas en su momento por el actor Kirk Cameron, conocido por la serie televisiva “los problemas crecen”. Las película consideradas por algunos críticos de cine como “franquicia sectaria”, y catalogadas como de “bajo presupuesto” no tuvieron en su momento una distribución masiva (de hecho las dos últimas se estrenaron directamente en DVD), sin embargo se está desarrollando un nuevo proyecto cinematográfico alrededor de la idea: el Reboot de Left Behind.

La idea del “reboot” es muy similar al más conocido “remake”, en a,mbos casos se “repite” la obra, pero mientras en el “remake” se toma como base el guión original de la película “remakeada”, en el “reboot” se prescinde por completo del la misma, desarrollando un proyecto totalmente nuevo. Este es el caso de la trilogía Left Behind, parece que Holliwood esta preparando un Reboot de la primera de las películas de la trilogía, que contará entre sus protagonistas con el conocido actor Nicolas Cage y por la actriz Ashley Tisdale, conocida por su trabajo en la serie infantil High School Musical.

La idea de la trilogía original nace de una serie de novelas de Tim LaHaye y Jerry Jenkins. Las novelas de “Dejados Atrás” supusieron un verdadero impacto en el mundo editorial “cristiano”, llegando a vender mas de 65 millones de ejemplares de los 16 libros de la serie, sin embargo hay que reconocer que ese éxito no fue acompañado por las películas, de las que solo la primera llegó a estrenarse comercialmente, y con un impacto que solo puede calificarse de “pobre”, de ahí la salida únicamente en dvd de las otras dos películas.

El nuevo proyecto cinematográfico será dirigido por Vic Armstrong, una director nobel, pues solo ha dirigido hasta el momento otra película de escasa repercusión: “Fuga Mortal” de 1993. El director, aún habiendo dirigido solo una película, cuenta con una abultada experiencia como coordinador de especialistas en diferentes películas, lo que promete, por lo menos en el aspecto de los efectos especiales.

La única pregunta que queda en el aire es si el Reboot de “dejados Atrás” respetará la intención original en la serie de novelas y de las películas protagonizadas por Kirk Cameron, advertir de lo duro que será ser “dejado atrás” en el momento en que Nuestro Señor Jesús venga a buscar a su Iglesia. Algunos críticos acusan a las películas originales de ser sectarias y de tener una afán únicamente proselitista. En cualquier caso, pretender evitar el “trasfondo religioso” de las películas originales y de los libros seria hurtarle el espíritu a ambas. No tendría sentido una película “Left Behind” en el que desapareciera el componente “salvífico”, en el que no se hablara de porque ha desaparecido la gente, o no se mostraran los conflictos espirituales de los “dejados atrás”, intentando comprender porqué ellos no han sido de los “llevados”, o dejando de preguntarse si aún es posible ser salvos en medio de un mundo que se desmorona en medio de una tribulación final. Seria un error disimular el carácter de “anticristo” del líder emergente y no advertir del destino de aquellos que se suman a sus planes.

Ojalá la nueva película, añada calidad cinematográfica, sin robar mensaje, seria entonces, la noticia de este “reboot”, una muy buena noticia.

(FUENTE: deadline.com y Blogdecine)

Dejar respuesta