Queridos hermanos y compañeros en la tarea ministerial.

Con gran expectativa, junto con todos los que hacen posible la organización del XV Congreso FADE, os quiero animar a que podáis ser parte de este gran acontecimiento que año tras año nos convoca a toda la familia de FADE.

Este próximo Congreso, estará enfocado en ser sensibilizados en cuanto a la necesidad de considerar el Legado de Dios para cada generación. Todos deseamos que ninguna generación de las que conformamos FADE se quede sin experimentar el Legado de Gloria que implica conocer a Dios y sus poderosos hechos.

Sin duda, el mundo está desafiando a la Iglesia con todo tipo de manifestaciones propias de la incredulidad, sin embargo, el estado de la gente es propicio para que mediante la manifestación de la Gloria de Dios ninguna generación se pierda en medio de este siglo XXI que amenaza el crecimiento de la Iglesia, especialmente en Europa. Y, precisamente, una de las claves a tener en cuenta para revertir la decadencia espiritual de nuestro país y continente es garantizar la transferencia del Legado de Gloria que nuestros pioneros han experimentado y que las actuales generaciones deben seguir experimentando en el contexto actual.

En este XV Congreso de FADE, estamos convencidos de que Dios hablará y desafiará a cada generación. Por esta razón, desde el Consejo Ejecutivo hemos orado por los predicadores y por los temas que contribuirán a que todos seamos desafiados e inspirados en torno a nuestro lema de este año. Al mismo tiempo, hemos trabajado con la elaboración de un programa con algunas novedades que contribuirán a fortalecer la dinámica de las participaciones y de la enseñanza.

La presencia y participación de las nuevas generaciones se hará notar este año, especialmente, porque el Departamento de Jóvenes ha organizado su Retiro Nacional de Líderes de Jóvenes junto con nuestro Congreso, lo cual, dará más intencionalidad al propósito general de nuestro evento. Además, y por supuesto, no faltará el equipo coordinado por el flamante Departamento Infantil que estará coordinando las actividades de los preadolescentes y el congresito para nuestros niños.

Cada generación, codo con codo, debemos trabajar juntos. Hagamos posible una mejor organización para ampliar nuestros objetivos misioneros, plantar más iglesias, levantar más obreros y afectar a nuestra comunidad. Contribuyamos todos para que la transferencia del Legado esté garantizada y para que juntos podamos declarar en nuestro Congreso que “generación a generación celebrará tus obras, y anunciará tus poderosos hechos” (Salmo 145:4)

Juan Carlos Escobar
Presidente del Consejo Ejecutivo de FADE

INFORMACIÓN XV CONGRESO FADE (PINCHE AQUI)

Dejar respuesta