¿Cuál es la fuente de ingresos de las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Line o Wechat? ¿Qué beneficio real tienen estas aplicaciones?

Aunque a simple vista sea un servicio gratuito o de muy bajo coste para comunicarnos con otros usuarios, el éxito de estas aplicaciones de mensajería instantánea consiste en extraer de los teléfonos móviles una serie de datos informativos de los usuarios, en torno a las búsquedas que realiza cada usuario o las páginas que más visita en su navegación web. La utilización de esta información para el envío de publicidad es una fuente de ingresos notable (si bien WhatsApp es de las pocas que aún permanece al margen de esto).

La venta de emoticonos o la conversión en una plataforma de pagos son otras formas de extraer réditos a estas apps. Y por su parte, Line prefiere apostar por alternativas como la comercialización de videojuegos, que le proporcionó hasta el 60% de sus beneficios.

Y el futuro pasa por otras soluciones, como una posible conversión en plataformas de e-commerce, con la que harían competencia a numerosas tiendas online, algo que WeChat ya está experimentando con cierto éxito.

Disponemos de un servicio aparentemente gratuito pero con cierto grado de cesión de nuestros datos para la comercialización de otros productos que directa o indirectamente nos ofrecerán en un futuro para comprarlos.

Fuente: El Economista

Kerigma, 4 de agosto de 2014.

Dejar respuesta