UN PLANTADOR DE IGLESIAS

298

Guillermo Burgess Pastor, Maestro y Misionero (1928 – 2017)

El pasado mes de Septiembre un gran héroe de la fe, Guillermo Burgess entró en la presencia de Dios. Sin lugar a dudas sus 58 años como misionero en España lo avalan.

Su entrega y su pasión han dado fruto, lo podemos ver en cada iglesia que plantó, en los alumnos que enseñó y en los pastores que levantó.

“¿Cómo va la plantación de iglesias?” Cada domingo que comíamos en casa de mis padres, y aun hasta en sus últimos días, siempre tenía la misma pregunta: “¿Cómo va la plantación de iglesias?” Mi última respuesta en el hospital fue: “Guillermo, la próxima semana usted tendrá otra iglesia nieta, abrimos otro local en Novelda (Alicante)”. Él levantó su brazo, y aun con su debilidad -corporal- exclamó con una gran sonrisa: “¡¡¡Aleluya!!!”

Deseo que en el día de hoy, al leer el testimonio de Guillermo Burgess, pueda ser un aliento y un estimulo para tu vida, incluso para tu servicio en el Señor, con el fin de que como él hizo, tu también puedas sembrar tu vida en España para la extensión del evangelio.

……………………………………..…………………………………………………………………………………..…..

TESTIMONIO DE GUILLERMO BURGESS*

Nace en Inglaterra en el año 1928 y se cría en el seno de una familia que no eran creyentes, tenían ideas casi marxistas y el mismo pensaba que la religión era el opio del pueblo. A los 17 años ingresa en la Marina de Guerra inglesa donde sirvió 12 años. Pasó dos años en el lejano Oriente y allí no conocía a Dios. Se casó con Margarita, una mujer muy diferente a él porque era anglicana y tenía un buen nivel moral.

 EL NUEVO NACIMIENTO

Se convierte porque un compañero que era sargento, igual que Guillermo, le invitó a cenar y pensó que se iba a divertir bebiendo y contando chistes verdes, pero le habló de Cristo y se enfadó mucho. Siempre descubría que algún soldado era creyente, y se burlarían de él, por aquél entonces era el año 1955. Billy Graham estaba en Inglaterra   en una iglesia bautista en el que pudo escuchar a este siervo del Señor y Guillermo no sabía orar pero le dijo al Señor que si él existía que quería salvarse y clamó reconociendo sus pecados. Estaba entonces en una base pero un año después le destinaron a un portaaviones, donde aprendió a testificar de una manera un tanto hostil, en la guerra del Canal de Suez.

 EL LLAMADO DE DIOS

Después de estar en Suez pasó a Gibraltar para arreglar el barco y preguntó dónde había una iglesia, y le indicaron que había una en La Línea (España). Llegó andando hasta allí y encontró a unos hermanos y de verdad se gozó mucho. Esto fue en Enero del año 1957. Cuando volvía al portaaviones, cerca de la una de la madrugada el Señor le habló de una manera muy real diciéndole que él iba a trabajar en España. Él replicó que lo suyo era la marina pero que si de verdad Dios quería, que se lo confirmase. Pasaron unos dos años y medio y casi ya había olvidado por completo todo esto, salió de la marina y estaba aprendiendo para ser técnico de electrodomésticos, pero se rompió un brazo, lo que hizo que se quedara sin trabajo y sin dinero.

 En el hospital, supo de una organización evangélica que trabajó con los marines y les llamó por teléfono y le aceptaron. Así que, después de su convalecencia empezó a trabajar con ellos como misionero entre los marines. Esto fue obviamente mano del Señor porque el estaba en el camino equivocado respecto a la voluntad de Dios.

 Guillermo estaba en contra del bautismo en el Espíritu Santo y apenas había oído hablar de esto hasta que asistiendo a una iglesia pentecostal fue bautizado con el Espíritu Santo y fue maravilloso porque había sido muy hostil, estaba muy metido en la denominación de hermanos y ellos estaban totalmente en contra de las manifestaciones espirituales pero el Señor le transformó todos sus argumentos.

Testificando de estas cosas a la asociación misionera para la que trabajaba, le dijeron que el no podía enseñar este tipo de doctrinas y no tuvo más remedio que dimitir quedándose otra vez sin trabajo y sin dinero. Al día siguiente leyendo unos comentarios bíblicos que había comprado de segunda mano, encontró un pequeño tratado que habla de la “Misión en Valdepeñas”, en el que había un burro tirando de un carro, y Guillermo sintió un escalofrío y se preguntó: “Señor, ¿seré yo quien vaya? Yo no quiero hacer nada que no sea tu voluntad”, así que pidió que se lo confirmara. A la iglesia que él asistía vino un hermano de las Asambleas de Dios para hablar de Ibra Radio, se llamaba Douglas Quy. Comenzó a decir que había estado luchando con el Señor durante esa mañana, porque él había venido para hablar de Ibra Radio pero el Señor le decía que tenía que hablar de España y explicar la gran necesidad espiritual de este país. Así que cambió el mensaje y dijo que también en Tanger recibían a través de la radio y que varias respuestas al Evangelio llegaban desde España. Mientras Guillermo escuchaba todo esto se quedó pegado a su asiento sin poder moverse.

 A la mañana siguiente fue a verle y le dijo lo que el Señor le había dicho sobre España. El le dijo que el hermano Ernest Shearman, al que Guillermo no le conocía ni siquiera había oído hablar de él, y le había dicho que si encontraba un joven que tuviera carga por España, que se pusiese en contacto con él porque necesitaba de alguien que estuviera dispuesto a ir a aquel país, esto era al principio del año 1960.

 Guillermo y su esposa vendieron su casa e invirtieron el dinero en la misión, menos de 100 libras que gastaron para comprar una pequeña furgoneta en la que metieron todas sus cosas y con su hijo que tenía entonces 5 años salieron para España, sin ningún respaldo financiero fijo.

 EL MINISTERIO EN ESPAÑA

Guillermo y Margarita emprendieron un viaje que duró diez días desde Inglaterra hasta que llegaron a Almería donde estuvieron unos meses para irse después a Murcia, donde aprendieron español. De allí fueron a Águilas, donde empezaron su primera labor y el Señor les respaldó.

PLANTACION DE IGLESIAS, CONSOLIDACIÓN DE OBRAS Y ENSEÑANZA.

Las iglesias fruto de su ministerio han sido varias:

            – La Iglesia Pentecostal de Águilas (Murcia) en 1963.

            – En el año 1972 levantó junto con Manolo Espí la iglesia en Alicante, conocida en aquel tiempo como “La Bola de Oro” (hoy en día la Iglesia Cristo Vive), y en 1975 dejó allí como pastor al hermano Espí.

            – En Almería, el hermano Federico Ursell se marchó y como la iglesia se quedó sin pastor, Guillermo se quedó allí dos años afirmando de nuevo la iglesia, y hubo crecimiento. Dejó allí como pastor al hermano Manuel Arroyo.

            – En Murcia. El hermano Guillermo fue a Valencia con el hermano Frank Ford para preparar obreros pero tuvo que volver porque la iglesia en Murcia se tambaleaba y se quedaba sin pastor y volvieron allí, y pasaron allí cuatro años, en la ciudad levantando la obra, en la que dejamos allí como pastor al hermano Alberto Pérez.

            – Nueva etapa en Alicante. En la etapa en la que pensaba en entregar el pastorado en Murcia, viajó a Alicante en donde “casualmente” vio el accidente que le costó la vida al Pastor Manolo Espí, lo que hizo que el Señor le hablara y volvió a pastorear en Alicante. Cuando volvieron de Alicante la iglesia estaba dolida por lo que había sucedido con su pastor, pero poco a poco fueron levantando el ánimo y después de algún tiempo de oración, escogió al hermano Antonio López como pastor ayudante y en el 1988 le entregó para que continuara la labor.

            – Después plantar y pastorear las iglesias en Almería, Murcia, Valencia, Elche, Águilas (Murcia) y Alicante, trabajó tres años con el comité supervisor del CSTAD, Seminario Bíblico de FADE; Director y Profesor en EBSE por casi 20 años, enseñando en las Escuelas Bíblicas de verano hasta 1995 y por 5 años miembro del Comité de Credenciales de FADE.

            – Apoyó también la plantación de Iglesia en San Juan de Alicante y San Vicente del Raspeig junto con su hijo espiritual Luis Martínez.

            – Finalmente, por su carga con Inglaterra, fundó una iglesia de habla inglesa llamada “The Good Shepherd”. Sus últimos días fue miembro de la Iglesia Cristo Vive de San Juan pastoreada por José Ángel Padilla.

Toda una vida de dedicación junto con su esposa, la hermana Margarita Burgess quien partió con el Señor en el año 2010, dejando tras de sí más de 49 años como misionera en España, con todo un testimonio impecable en todos estos años de ministerio*.

 ……………………………………..…………………………………………………………………………………..…..

Damos gracias a Dios por hombres y mujeres como Guillermo Burgess, quienes sembraron sus vidas con grandes dificultades en España. La posta, el testigo, ahora está en tus manos querido lector. Hemos entrado en las labores de otros, ahora es tu tiempo, tiempo de cosechar una gran cosecha en España (Juan 4:38).

…Y como diría Guillermo Burgess: “¿Cómo va la plantación de iglesias?” ¡Dios cuenta contigo, siembra tu vida en España!

Seth Vañó Amorós

 __________________

* “Testimonio de Guillermo Burgess” por Paolo Branco: “Revista Fiel”, XX. Nº.119 Marzo-Abril 1993.

Revisado por Seth Vañó junto con Guillermo Burgess en Octubre del 2010 para un trabajo de investigación del CSTAD: “Historia del protestantismo en España”.

2 Comentarios

  1. Inspirador testimonio para quienes tenemos llamado a la plantacion de iglesias. Es una tarea exigente, apoteosica pero tan gratificante, pues, nos pone a trabajar allí, cerquita del Plantador de plantadores, el Señor de las misiones. Te amo España. Oro que pueda contribuir al desarrollo de iglesias plantadoras, de los plantadores que iran y de los que apoyarán esas plantaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here