V Encuentro de las Familias Misioneras y el Departamento de Misiones de las Asambleas de Dios de España

104

Los integrantes de la Junta del Departamento de Misiones de FADE (DEMADE) mantuvieron unas jornadas de reflexión junto con todas las familias misioneras de las Iglesias FADE en el Hotel Daurada Park de Cambrils los pasados días 8 y 9 de enero.


La Junta del DEMADE está compuesta actualmente por Alfredo Gómez de Vitoria, Consuelo Ortíz de Xirivella, Gabriel Corradini de Oviedo, Daniel Palma de Granada y Eduardo Sosa de Málaga. En representación del Consejo Ejecutivo de FADE, se encontraba también Conxa Tendero de Lleida.
Los misioneros y misioneras vinieron desde diferentes latitudes convocados por el DEMADE para tener un encuentro fraternal, pero también para trabajar sobre asuntos de diferente índole, aspectos administrativos y de comunicación, giras misioneras, situación financiera, comunicación con las iglesias, etc.
DEMADE y Misioneros- Momento de trabajoHubo tiempo para adorar a Dios y también para trabajar, pero la oración y la comunión fueron una constante en las reuniones colocando absolutamente todos los temas bajo la poderosa mano de Dios.
El matrimonio Walter y Marta de la Iglesia de FADE “Libertad en Cristo” en Reus, se hicieron cargo de los niños más pequeños de las familias misioneras, llamando su atención por su simpatía y gracia que no pasaron inadvertidas ante el personal del Hotel. Edith, la esposa de Eduardo Sosa, se encargó de los hijos adolescentes de los misioneros.
Al finalizar las Jornadas se hizo entrega de una figura de un “Castell” (un castillo humano), típico de la zona de Tarragona, a Alfredo Gómez en reconocimiento por los más de 20 años coordinando el Departamento de Misiones de Asambleas de Dios.
La placa llevaba una inscripción: “Para Alfredo, de los misioneros. Cambrils, 8 de enero 2016. 1ª Corintios 15:58”. Dicho texto bíblico dice así: “Así que hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”.
La Misionera Marga entregando a Alfredo el regaloCon el mismo los misioneros y sus compañeros de trabajo quisieron dejar constancia de que el papel de Alfredo en todos estos años había sido fundamental en sus vidas y ministerios.
Se repartió también a todos los asistentes, a modo de recuerdo especial, un delantal con la misma imagen de un Castell, una construcción humana de la Colla de Tarragona. La imagen pretendía expresar que ha sido el esfuerzo de todos y el trabajo en equipo los que han llevado al DEMADE a tener ocho familias misioneras en diferentes países trabajando en diferentes áreas:
• A favor de la infancia en riesgo (En Perú, Bolivia, Honduras, Burkina Faso).
• Ayudando a los pastores, niños y familias en países en vías de desarrollo con enfermedades endémicas (como Sierra Leona).
• Coordinando la ayuda internacional en las zonas de catástrofes naturales (Tsunami de Indonesia, terremotos de Nepal y Haití, crisis de Grecia, tifón de Filipinas, etc.).
• Alcanzando a los no alcanzados con el Evangelio de Jesús en distintos países, incluso de Europa.
Sigamos orando por todos los misioneros que han dejado sus comodidades para llevar a otros una pequeña luz, la luz de Cristo, que un día brillará con tal intensidad que llenará la tierra. Sin duda, ellos son quienes están allí en el campo misionero, como si fueran la cima (“la anxeneta”) de ese “Castell”, mientras que por debajo, nosotros, en distintas alturas y desde la base, tenemos que sustentarles para que ellos sean nuestro brazo extendido hacia la salvación de muchos niños, familias, refugiados… de toda raza y nación.

Fuente: DEMADE y Coordinadora Comités de Misiones FADE.

Dejar respuesta