¿Los pentecostales celebrando la Reforma?

585
Los pentecostales celebrado la Reforma

Dentro de poco mas de un año, se conmemorará los 500 años desde que Martín Lutero expuso sus argumentos contra las indulgencias que promulgaba la Iglesia Católico Romana (ICR), que tenían como objetivo financiar las obras de la basílica de San Pedro, la impresionante sede vaticana.

En los cinco siglos posteriores, dando cumplimiento a la declaración de los primeros reformadores de que la iglesia debía de estar en un continuo proceso de reforma, ecclesia semper reformanda, el Espíritu Santo ha provisto un movimiento universal llamado de forma genérica el pentecostalismo, el cuál, en tan solo 100 años de existencia, se ha convertido en un fenómeno sociológico al ser el movimiento religioso de mayor y más rápido crecimiento de toda la historia.

Surgió en la primera década del siglo XX con unas pocas comunidades, pero ya a principios de la década de los 70 superábamos los 70 millones, y a finales de los 80 el numero de personas que confesábamos haber tenido el bautismo del Espíritu Santo alcanzaba los 350 millones en todo el mundo. Hoy se habla de más de 500 millones, pero según estudios de la propia ICR, para el año 2025 se prevé que llegaremos a ser unos 800 millones (Vatican Insider, 11 de abril).

Para entender la dimensión que ha alcanzado sólo un ejemplo: si el pentecostalismo fuera una religión en sí misma, sería la quinta en el mundo, después del resto de los cristianos, los musulmanes, los hinduistas y los budistas…. ¡en tan sólo un siglo de historia!

Este crecimiento y desarrollo en casi todos los países del mundo, desde mi perspectiva, no nos puede hacer olvidar la responsabilidad que tenemos de hacer tres miradas diferentes en los siguientes aspectos:
– Una mirada al presente, con una contínua autocrítica y reconocimiento de que no todo lo que se llama pentecostal proviene de Dios. Esto nos impedirá caer en la auto complacencia.
– Otra mirada al futuro, pues el surgimiento, irrupción y desarrollo del movimiento pentecostal está íntimamente ligado a la misión de predicar las buenas noticias del evangelio, lo que algunos llaman la misio Dei. Hay una clara relación entre iglesias que evangelizan y crecen y las que no lo hacen y… decrecen.
– La tercera mirada es al pasado: Nuestra identidad no se adquiere en una “generación espontánea”, sino que somos parte de un continuo mover de Dios de reforma de su iglesia, por lo que, de alguna forma, somos deudores a los que nos han precedido, a pesar de los muchos errores que se cometieron.

Debemos de mirar hacia el pasado para encontrar nuestros orígenes y desde allí entender nuestra identidad. Las raíces e identidad de un pueblo le proporcionan solidez y cohesión, lo que contribuye a mirar hacia delante, al propósito que Dios tiene con su pueblo, el que le reveló a Abraham: ser de bendición a todas las familias de la tierra.

Pero es que además no podemos llegar a creer que el movimiento del Espíritu Santo sea una cuestión de tan solo este ultimo siglo. Desde el principio del surgimiento de la iglesia primitiva, se evidencia los dones del Espíritu Santo a través de algunos de los padres de la iglesia. Por ejemplo Ireneo de Lyon, que en el segundo siglo expresaba: “De igual manera nosotros también oímos a muchos hermanos en la Iglesia que poseen dones proféticos y que por medio del Espíritu hablan toda clase de idiomas, y traen a luz para beneficio general las cosas ocultas de los hombres, y declaran los misterios de Dios, a quienes también los apóstoles califican de espirituales”. (Libro V, vi). También Tertuliano describía que era común en la vida de la iglesia los dones del Espíritu Santo y recomendaba buscar, especialmente el de profecía.

Siglos después, en el propio movimiento calvinista de los Hugonotes se describían en algunos de sus miembros manifestaciones claramente pentecostales, con dones de profecías incluidos. Lo mismo le pasó a los metodistas de John Wesley, los cuales impulsaron de nuevo las concentraciones evangelísticas en las plazas y calles. Algunos historiadores cuentan como durante el tiempo de oración, era muy habitual encontrarse personas en el suelo con claras evidencias de una fuerte acción espiritual, escuchándose murmullos y palabras ininteligibles. En el s. XIX el movimiento de santidad empezó a predicar la doctrina del bautismo del Espíritu Santo. Llegando al s. XX está el archiconocido inicio del pentecostalismo clásico, en el que sobresalen personajes como Willian Seymour y Charles F. Parham.

Con este proceso histórico de presencia y de acción del Espíritu Santo, y con la gran multitud de testigos que nos han precedido y los millones de personas que actualmente profesan haber tenido una experiencia de haber sido bautizadas por el Espíritu Santo, debemos impedir que la presunción y la prepotencia pudiera hacer mella de nosotros y considerarnos autosuficientes para hacer lo que tenemos que hacer y dar muestra del amor de Jesús en medio de su pueblo. Tenemos que extender “la diestra de compañerismo” al resto del mundo evangélico, a nuestros hermanos en la fe, para continuar juntos, con la labor que nos da identidad y propósito: glorificar el nombre de Jesús y un compromiso con la evangelización.

En este momento no podemos ni debemos desconocer el tiempo tan importante que se vive en España para el crecimiento del Reino y la oportunidad histórica que tenemos para dar un salto cualitativo en la visibilidad social y mediática, como forma de pre-evangelización,

Como muchos de Uds. saben, la FEREDE ha nombrado una comisión para desarrollar la conmemoración del 500 Aniversario de la Reforma el próximo año en España. Hay varios pentecostales en sus filas, entre ellos el Coordinador de la comisión. Esto evidencia la sensibilidad del resto de nuestros hermanos para reconocer lo que Dios está haciendo entre nosotros.

Esas efemérides no deben ser sólo para una mirada retrospectiva, sino que pretende ser una catapulta hacia el futuro de Dios con su pueblo en España. Un pueblo que siempre viene delante de Él con acción de gracias, que sabe glorificar a nuestro Dios por lo que Él es y por lo que hace, y un pueblo que sabe estar unido en lo fundamental, en la predicación del evangelio. Además también debe ser un trampolín en el que se impulse a las nuevas generaciones para que tomen el lugar activo que les corresponde en la iglesia del Señor.

El 500AR es una gran oportunidad para mostrar unidad, respeto y unidad dentro de la pluralidad del pueblo evangélico.

Esteban Muñoz de Morales M.
Pastor C.A.C. Córdoba
Vicepresidente C.E. de FADE

Compartir
Artículo anteriorIV Congreso Ministerios Infantiles 2016
Artículo siguiente¿Cuánto sabemos sobre las bases doctrinales que emergieron de la Reforma Protestante?
Casado con Mª Luisa Martínez y padre de dos hijos, Raquel de 23 años y Samuel de 21 años. Desde hace 25 años es pastor de la iglesia evangélica “Comunidad de Amor Cristiano” (C.A.C.) de Córdoba. Esta congregación ha fundado las iglesias de Villanueva de la Serena (Badajoz), Lucena, Baena (Córdoba) y los puntos de misiones en Posadas, Fuente Palmera, Cabra, Bujalance, La Carlota y Montilla (Córdoba), además de Castuera (P.M. Vva. Serena) y Priego de Córdoba (P.M. Lucena). La C.A.C. tiene una visión social muy acentuada y bajo la asociación APERFOSA, se ha desarrollado desde 1.984 la C.T. PENIEL, Centro de Rehabilitación. Posteriormente se inició la Casa de acogida de menores y un piso de reinserción, cerrados en este momento. En 2006 se inicia la empresa de inserción laboral Inser-Peniel. Otro proyecto de la asociación es “Rescate-Córdoba”, dedicado a rescatar mujeres envueltas en las redes de trata de personas. La diaconía de Acción Social de la iglesia está repartiendo alimentos para unas mil personas mensualmente. Diplomado en teología por el Instituto Teológico por Extensión (INSTE) y Graduado por el Seminario Europeo de Teología Superior (SETS). En este momento esta estudiando un master con FIET-FLET de Buenos Aires (Argentina). Es profesor de la Facultad de Teología Superior de las Asambleas de Dios (CSTAD) en La Carlota (Córdoba), de la asignatura de Teología Fundamental, de la cuál es profesor titular en la actualidad. Anteriormente enseñó las materias de Teología Pastoral y Epístolas Pastorales. También dio clases de Predicación Expositiva en el SETS. Desde 2002 es parte del Consejo Ejecutivo de la Federación de Asambleas de Dios de España (FADE), ejerciendo en estos momentos la función de Vicepresidente. Vocal de la Comisión Permanente de FEREDE desde 2013. Tesorero de la Fraternidad Pentecostal y Carismática de España (FPCE), y Componente del Comité de seguimiento de Lausana en España.

2 Comentarios

  1. Pastor dejeme decirle quitando denominaciones, los dones surgieron el día del pentecostés y sigo creyendo en ellos. Y no tiene nada que ver los dones con los pentecostales , sino con la Biblia. Y hay mucha gente no pentecostal que si cree en los dones. Lo magnifico no es el pentecostalismo, lo magnifico es Dios quien reparte los dones a su iglesia sea la denominación que sea. Hay hermanos que no creen, lo se. Pero hay hermanos no pentecostales que sí creen en los dones. Así que no es algo 100% del pentecostalismo, sino de Dios. No es la importancia del pentecostalismo sino de la Biblia. Esos hombres nombrados no eran denominados en sus tiempos pentecostales. Sino la Iglesia de Cristo. Cristianos. Que creo que desgraciadamente nos hemos encerrado mucho en títulos denominacionalistas. Un abrazo pastor. Bendecido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here